dimecres, 20 d’agost de 2008

Denny Colt

Los ancianos acababan de aparcar el coche en su parquing subterraneo, vacío a esas horas de la noche; habían ido de boda y el festejo se había alargado más de lo previsto. Estaban contentos pues acababan de presenciar la boda de uno de sus hijos. De los cuatro que tenían ninguno vivía ya con ellos, éste era el último que quedaba por independizarse, y un sentimiento de nostalgia se entremezclaba con otro de alivio por el trabajo cumplido, habían conseguido llevar adelante la familia sin que nunca faltase la comida en la mesa, aunque hubiesen pasado por momentos difíciles en más de una ocasión.
En esos pensamientos estaban mientras se dirigían a la puerta del aparcamiento cuando de repente ambos notaron el filo de sendas navajas presionando sus gargantas. Nadie podía ayudarles…
Ocultaba su rostro bajo la sombra de su amplio sombrero de fedora al estilo años 30; llevaba chaqueta tres cuartos marrón claro con el cuello levantado, corbata, pantalones grises y zapatos negros, un poco descuidados, como si hubiera estado andando entre el barro.
Hacía más de media hora que estaba apoyado bajo la farola averiada, esperando alguien o algo. La curiosidad me llevó a acercarme disimuladamente a él, pero cuando intenté adivinar su rostro entre las sombras él lo bajó aún más en el acto de sacar un cigarro de un paquete que llevaba en el bolsillo izquierdo de su chaqueta. Al llevarse el cigarrillo a la boca pude ver que llevaba guantes. En el acto de encenderlo, la llama me mostró algo que me dejó perplejo: llevaba una especie de antifaz en su rostro, o al menos eso parecía…no era posible.
En ese momento recordé los comics que leía de pequeño, uno de mis heroes favoritos era aquel detective americano que había vuelto de la muerte y que siempre llevaba sombrero de fedora y un antifaz cubriéndole el rostro…¿cómo se llamaba?
De repente, un coche ilumina la calle por un momento, gira y se adentra en un aparcamiento subterraneo. Algo ocurre, el enmascarado tira el cigarrillo que hace un momento ha encendido y comienza a caminar con paso firme hacia el edificio del parquing por el que se ha perdido el coche. Lo último que recuerdo de él es ver como abre la puerta del edificio sin sacar ninguna llave y sin aparentemente forzar la cerradura.
Los dos chorizos mantenían sus navajas oprimiendo las gargantas de la pobre pareja. El plan era robarles lo que llevaban, matarlos y dejarlos en el maletero de su propio coche. Así también tendrían tiempo de sobra para desvalijarles la casa sin que nadie les molestase. No pensaban darles la oportunidad de vivir, al fin y al cabo así se evitaban dejar testigos.
-Hazte el heroe, viejo, y matamos a tu mujer. Dame la cartera, el reloj, el anillo, las llaves del coche y de tu casa.

El pobre anciano estaba aterrorizado, ¿qué podía hacer él contra dos hombres más jóvenes y armados?, no lo quedaba más remedio que obedecer y rezar.

De repente la luz del parking se apaga, todo se queda a oscuras. En cuestión de segundos ambos ancianos notan como las navajas que les oprimían con fuerza caen, así como también oyen caer cuerpos y golpear contra el suelo. No se pueden ni mover del terror, y de nuevo se ilumina todo, pero cuando miran a su alrededor tan sólo ven dos navajas en el suelo, no hay ni rastro de los ladrones.
La noche es cerrada en el cementerio de Central City, y solamente la luna es testigo de lo que allí está sucediendo. Por la mañana, el guarda avisará a la policía que hay dos hombres en estado de shock sentados, con la mirada perdida, encima de la tumba de Denny Colt.

6 comentaris:

horabaixa ha dit...

Hola Wambas,

Novela negra. Xula. M'agrada.

Wambas ha dit...

Tenies moltes ganes de dedicar-li un post a un comic que llegia de petit, quan el meu germà els comprava. La meva infantessa és plena de comics: el vengadors, spiderman, spirit, conan, barman,...

La veritat és que aquesta setmana m'he trobat inspirat i crec que he redactat dos dels meus millors "curts". A veure si aquest cap de setmana segueix la ratxa.

Gràcies i una abraçada horabaixa

Miguel Emele ha dit...

Hola, Wambas. Muy interesantes relatos. Felicidades. Acabo de leerme algunos y otro día volveré para seguir. Gracias por el enlace, también te enlazo en mi blog para saber de tus novedades. Saludos.

M.TeReSa ha dit...

Cunills Wambas quin ensurt !!!!
Bon relat.
Una abraçada.

Té la mà Maria - Reus ha dit...

Hola Wambas veig que has linkat al meu blog, estic a la teva disposició pel que et convingui, faig el mateix amb el teu i ens mantenim en contacte
(mes tard passaré a donar un cop d'ull al blog)

una forta abraçada des de Reus

Wambas ha dit...

Gracies a M.Teresa i el seu punt de mira he arribat a Miguel i a TLaMaMaría; la veritat és que val la pena fer un tomb pels vostres blogs per a al·lucinar amb els regals visuals que deixeu tots tres. D'això que us hagi logat. Continueu així si us plau i gràcies per linkar-me als vostres blogs.
Una abraçada a tots tres (ampliada als altres dos visitants asidus que tinc : 2rodes i horabaixa, horabaixa i 2rodes).

Licencia de Autor