divendres, 25 de setembre de 2009

Movil Nuevo

Estábamos los dos sentados frente a frente en una mesa del bar, al lado de una gran ventana desde la cual podíamos ver el hormigueo urbano de las 8 de la mañana. Llevábamos un par de minutos en silencio, observando la gente, buscando los rostros conocidos, los personajes más curiosos y a las mujeres más bonitas entre todas las que pasaban ante nuestros ojos. Todos ellos quedaban captados en nuestra retina durante unos cuantos segundos antes de desaparecer para siempre…o hasta el siguiente café en el que los pudiéramos descubrir de nuevo entre la multitud.
Me fijé que mi amigo había cambiado de móvil; sobre la mesa había dejado un celular último modelo, con cámara de cinco megapixels, reproductor mp3, radio, sistema operativo Android, GPS y conexión WIFI…vamos, un maquinón.
“¿Y sirve también para llamar a la gente?” , le pregunté.
“Supongo que sí”, me contestó. “Pero aún no lo he comprobado. No he llamado a nadie ni nadie me ha llamado.”
“¿Cuánto hace que lo tienes?”
“Un mes”, me contestó.
“¡Anda, llámame!”
“¿Para qué?”
“Para que puedas estrenarte”.
Tardó cinco minutos en conseguir hacerme la llamada.
“Por cierto, ¿qué le pasó a tu viejo móvil? ¿se estropeó?”
“No, pero se había quedado anticuado, ya tenía dos años y medio”
“¡Ostras!, pues si funciona bien dámelo, que yo quería cambiar el mío, tiene cuatro años.”
“¿Cuatro años?, ¿cómo es posible tal aberración?, a mí me daría vergüenza decir que tengo un móvil tan viejo.

Nos volvimos a quedar en silencio, mirando a la gente pasar. De pronto, me pareció ver a un compañero de trabajo con cara de dormido que pasaba a menos de dos metros de la ventana desde la que yo le observaba.

Nota del autor: En verdad, el tonto del culo del móvil nuevo soy yo. Me sentía tan ridículo que me he tenido que ocultar en el papel del amigo bobo y asocial al que nadie llama  (he exagerado un poco mi persona y las características de mi móvil). Moraleja : más nos vale ser conscientes de nuestra propia estupidez. Esa es la base para poder mejorar, porque si no conoces tus defectos nunca los podrás corregir. Ahora ya sé hacer llamadas y escribir mensajes.

4 comentaris:

M.TeReSa ha dit...

De acuerdo totalmente con la moraleja.
Critica : como haces estas cosas? ... asi no vamos bien !!!!
aisssss si es que las nuevas tecnologias no valen para todos !!!! jejejeje
Petonsssssssssssss

Silvia ha dit...

jajaja
qué duro eres contigo mismo! pero real como la vida misma (y no lo digo por que diga que seas un tonto del culo! :P)

Wambas ha dit...

Ja que he posat el post només en castellà, almenys els comentaris els faré en català (m'agrada molt el bilingüisme).
M.T. : jo el problema el tinc amb el mòbil, no amb les noves tecnologies. Mai se m'han donat bé els telèfons, segurament per que mai els he fet servir massa. El tema de sentir missatges que m'han deixat, o deixar jo mateix un missatge a un contestador, són coses que em fan esgarrifança.
Silvia : tampoc es que vulgui dir que sóc un tros d'ase, doncs considero que tots fem bajanades, i el més important és ser conscients de les nostres errades ( i segons la importància d'aquestes, saber demanar perdò).
I ja està.
Petons a totes dues

Mireia i Marc ha dit...

;) jajajajaja ¿Me puedo quedar tu móvil de hace 2 años?

MUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
Mireia

Licencia de Autor