diumenge, 16 de maig de 2010

Cansado y hundido

Año 2045, en algún lugar de la península ibérica

Iván miró fijamente la pantalla, comprobó que la aplicación seguía presentando datos incorrectos. Durante horas había estado intentando averiguar dónde estaba el origen del problema, pero cada vez que creía dar con la solución sus argumentos se venían abajo en la siguiente comprobación.
Sus ojos estaban cansados, decenas de venillas rojas cubrían sus iris, sólo pensaba en descansar un poco. Sin apenas darse cuenta, cruzó los brazos sobre la mesa y apoyó sobre ellos su cabeza. Su cuerpo se relajó y no tardó en dormirse.
Los compañeros de trabajo pasaban por su lado, ninguno parecía advertir el descanso de Iván en plena jornada laboral. La mayoría de ellos también llevaban muchas horas delante de sus respectivas pantallas y eran incapaces de ver cualquier otra cosa que no fuesen líneas de código y documentos de análisis.
Un par de horas más tarde, la gente comenzó a abandonar la oficina, hasta que sólo quedó Iván. Nadie se molestó en despertarle, pues nadie se había fijado en él.
Una nueva mañana llegó y, los puestos de trabajo fueron invadidos por los encargados de la limpieza antes de que los trabajadores comenzaran a ocuparlos. Uno de esos empleados se acercó a Iván, que aún permanecía acurrucado sobre su escritorio.
- ¡Oiga, despierte! Tengo que limpiar su escritorio.
Iván no reaccionó. El empleado de la limpieza le zarandeó ligeramente, y, como veía que no reaccionaba, le volvió a zarandear, esta vez más enérgicamente. Iván seguía sin reaccionar….

- ¿Te has enterado de la última?
- ¿Qué?
- Iván, el viejo, ha muerto en su sitio de trabajo.
- No me extraña, se le veía muy desmejorado. Estaba pidiendo a gritos una jubilación.
- Ya, estaba a punto de cumplir los setenta y cinco. Es una lástima, este mismo año se hubiese jubilado.
- Recuerdo que nos explicaba cuando la gente se jubilaba a los sesenta y cinco años, siempre se quedaba muy triste pensando en los años que podía haber estado disfrutando de su pensión de haber vivido aquella época.
- Sí, ahora la mayoría de abuelos se mueren en sus puestos de trabajo. Pero, a cambio, los que llegan a los setenta y cinco al menos pueden disfrutar de una pensión digna.
- ¡Buf!, imagínate lo que pasaría de no ser así, estaríamos rodeados de ancianos hundidos en la pobreza.
- Sí, ¡menos mal!

9 comentaris:

Ignacio Rodríguez ha dit...

Fina ironía. Me ha gustado el desdramatismo y el sentido del humor del texto.

Wambas ha dit...

Gracias Ignacio. Si es que al final estas cosas te las tienes que tomar a cachondeo. Fíjate como las calaveras siempre sonríen, eso debe ser una señal.
Saludos

FEBE ha dit...

Un tema complicado este, una cansada vejez o una juvilación digna ( para el que llegue), creo que soy de las que mejor me hago un plan de pensiones y me juvilo a los 65 ( si llego).

David ha dit...

t'has d'agafar a que, el 2045, l'esperança de vida potser hagi augmentat en uns quants anys, de manera que als 75 igual encara puguis gaudir d'uns anys de jubilació que avui seria difícil esperar. En tot cas, és fatal tot això d'allargar la vida laboral, i és una falàcia justificar-ho per l'envelliment de la població. Si tots els joves treballessin, potser sí, però amb un 40% d'atur juvenil, qui pot afirmar que "falten joves" ? el mercat diu tot el contrari, que li sobren joves i també altres amples capes de l'oferta laboral. A més, treballar fins tan tard incideix encara més en que l'existència s'acabi reduint a ser uns apèndix del sistema productiu i poca cosa més. Produir, produir, produir fins morir.

Wambas ha dit...

Molt bona reflexió David. Tens raò, aquest sistema té el perill de mantenir treballadors cremats i potser menys preparats (malgrat que amb més experiència) a costa de no permetre treballar els joves que arriben al mercat laboral. Ara ens trobem per exemple amb gent propera als seixanta anys als que obliguen a aprendre a correcuita i sense formació a dominar eines ofimàtiques; aquests treballadors experimentats es troben amenaçats per aquest handicap que els posa en desavantatge devant la gent jove que neix amb un portàtil sota el braç. Al 2045 segur que els canvis són encara més accentuats a la velocitat que es produeixen aquests canvis

M.TeReSa ha dit...

drogues ??? ggggrrrrr nuuuuuuuuu!!!!!
gracies pel comentari, m´agrada intentar coses diferents pero ja veig que el senyor Andy em va passar al debant, jejejeje.

Eiii pobre avi, en aquest tema, poca broma eh !!!! que si allarguen la jubilaciò cada vegada mes, ves a saber com acabarem, m´ha entristit el teu escrit :-(.

Petonssssssssssss

Wambas ha dit...

Ho sento MT. Intenta agafar-t'ho amb bon humor. La quantitat de cafés que podras fer amb els companys de feina...bé, si no et prohibeixen a aquelles edats el café, la sal i tot allò dolent per a la hipertensió, és clar. Vale, ja intentaré fer un més animat el proper cop.

Wambas ha dit...

Febe, vete con cuidado con los planes de pensiones que por lo que me han dicho, Hacienda interpreta que tienes dos sueldos (pensión y plan de pensión) y debes tributar por ambos.
Sabes ese chiste de Hacienda que le dice a un españolito: "Usted, señor, ¿3+2?"

Mireia.viatge365 ha dit...

uffff... qué palo!

Licencia de Autor