dijous, 21 de gener de 2016

Hacienda somos los tontos

Hola Maruja,

Te escribo esta carta porque me acabo de enterar de que te ha tocado pagar 23000 euros a Hacienda por cobrar 90 euros al mes, más o menos, durante un período que no llegó a dos años, y que por lo tanto te lucró en poco más de 1000 euros en total. Dices que lo hiciste por ayudar a tu pueblo, que ya estabas jubilada y el director de la Universidad Popular de Ossa de Montiel te pidió tu colaboración para impartir un par de horas de clases de manualidades a la semana por ese sueldo antes mencionado. Cuatro años después de impartir esas clases te encuentras con que Hacienda te ha cazado.

Pero ¿por qué te ha cazado? ¿Qué hiciste mal?

- En primer lugar, hiciste mal de trabajar. Cuando uno está jubilado o está en paro, es decir, cobra alguna subvención, no se le puede pasar por la cabeza buscarse un ingreso extra. Bueno, ingreso extra legalizado. En negro, o en B, como le dicen ahora las finas gentes (que de estas Bes parecen saber mucho), todo lo que quieras. ¿A quién se le ocurre consultar con Hacienda si se puede hacer este trabajo? Ellos te dirán que sí, por poder sí puedes, pero lo que no te dicen es que si cotizas de dos fuentes diferentes te van a dar la del pulpo. Estas cosas se cobran en efectivo, bien guardadito en un sobre y sin decir ni pío a nadie. De todos modos, no te autoflageles, mucha gente cayó en la misma trampa antes que tú, Sois presa fácil para el Fisco.

- En segundo lugar, te tenías que haber buscado un buen abogado. Sí, es verdad, son caros, pero seguro que no te hubiesen costado 23000 euros... o quizás sí. El caso es que de tener un buen abogado hubieses recurrido la multa y seguramente hubieses ganado. Eso sí, de no ganar hubieses pagado todavía más. Pero los buenos abogados tienen el culo pelado de salvar a verdaderos miserables de las garras del Fisco y seguro que te hubieses librado de los vampiros.

- El tercer error es no llamarte Doña Maruja de Borbón y Grecia. Con eso te hubiese salido el abogado del Estado gratis a proclamar a los cuatro vientos frases ingeniosas como : 

 El eslogan Hacienda somos todos es de “ámbito publicitario y no aplicable a derecho”.

Y con esto hubiese justificado que cobrases tus 90 euros mensuales a espaldas de Hacienda. Aunque mejor si en vez de esa mierdecilla de 90 euros se hubiese tratado ya de una suma que valiese la pena, algo así como 90.000 euros. Porque por 90 euros no vale la pena que la señora Dolores Ripoll meta la pata confesando una injusticia tan vergonzosa como quien dice que este invierno hace mucho calor. 


Así, tras todos estos errores, te encuentras que ya llevas un año en que Hacienda te quita directamente de tu pensión más de 600 euros mensuales, y aún te quedan un par de años más así. Y mientras tanto, la de sinvergüenzas que han robado mil o cien mil veces más de lo que cobrabas tú y que aún siguen sin devolver ni un euro, ni tampoco ver sus huesos entre rejas. Espero que al menos no votases en diciembra al ...¡No! ¿No jodas?  Buff.

Ahora en serio, espero que se les caiga la cara de vergüenza y revisen tu caso. Aunque es demasiada cara como para que se les caiga.


Licencia de Autor