divendres, 4 de juny de 2010

Sigo viva

Por Febe

Me di la vuelta, me disponía a volver a entrar en casa cuando oí la voz, esa voz que no tenía rostro, esa voz que me hizo temblar y agudizar la mía; te llamé, no hubo contestación; sentí el viento en mi cara, en mi pelo, no era el aire, era tu aliento; volví a oírte, tus palabras me decían “camina hacia adelante, no mires atrás”; ahí reaccioné, me sentí viva; eso es lo que querías decirme, yo sigo viva y necesito vivir, aunque nunca me despegaré de tu recuerdo. Ahora vuelvo a sentir el aire, el Sol, pues sé que estás bien y que me deseas lo mejor.

Seguiré adelante sin mirar atrás, pero siempre estarás en mi corazón, en mi alma, en mi piel, en mi vida.

Licencia de Autor